24 abr. 2008

Libertad me fecit


Carta a la prima-abuela de un Hijo del Imperio.

Querida mía: me alegraré que al recibo de ésta estéis bien, nosotros bien, a Dios gracias.

La Historia de este Imperio se repite cansinamente. Dicen las malas lenguas que a un galeón vizcaíno (ahora no comercian con especies, lo hacen con atunes), lo han apresado unos piratas del cono de África; y nuestra flota de maniobras, (desde Trafalgar no somos los mismos). Se tendrá que negociar.

Nuestras tropas, como siempre, en Centroeuropa (tenemos carencia por lo de los Austrias). Otra tropa en Jerusalén, y otra por allende del camino de Marco Polo; nos libramos por vergüenza torera de la guerra por Bagdad. Somos Universales y en nuestros banderines de Tercios no se pone el Sol.

Por el Reyno de España todo continúa como siempre, como hace siglos; la comida está muy cara, Hacienda ha perdido la mitad de la recaudación (la otra mitad se la llevaron los de siempre), la derechona está haciendo el “modorro” y por Maese Rajoy no dan un chavo . La Lideresa se le sube a las barbas, sus peones se hacen a las armas y sus toledanas brillan por lo pulidas. Esta batalla será larga.

Y mi amiga Lina tiene razón, pero ya Maese Quevedo maestro de maestros, decía más o menos:
“Indulgencia a cualquier devoto que, llevado de su afición, diere dineros, piezas de oro, plata u otras cosas de valor a su vicario, se le conceda veinte años de arrepentimiento y otros tantos de bolsa vacía”

Como verás, querida prima, pueden cambiar los siglos pero la Historia se repite. La religión y la Política son el enemigo de este Imperio y no hay santo ni político que lo arregle.

De todas formas, me he comprado un florete de Toledo, en cuya hoja pone “Libertad me fecit, Bermudo”, para estar preparado para los tiempos que acontecen.

Ve con Dios y si miras a la derecha, igual te diviertes.
Tu sobrino nieto,
Bermudo el Lugarteniente.

PD: Ve con tiento, que hay soldadesca de las levas de Centroeuropa que al no tener paga, se dedican a asaltar las casas con nocturnidad.
Muño, no sé nada de ti estás enfermo?
Calzas-Verdes, lo mismo.

21 abr. 2008

De reyertas y callejones

Carta de la prima abuela de un HIJO DEL IMPERIO.

Querida mía: Me alegraré que al recibo de ésta estéis bien, nosotros bien, gracias a Dios.

En la Villa y Corte, los partidarios de Maese Rajoy están exultantes porque su señor ha sacado genio y ha dado un puñetazo-caricia a su opositora compañera la Lideresa y todo ocurrió en la Villa de Elche, antiguamente de Maese Zapatero, ahora dominio de Maese Camps, el Desaparecido, alias “y dos huevos duros”.

Reunidos todos los compadres de Maese Rajoy, entre otros, Maese Arenas, el Perdedor, el Comendador de Murcia y sus maestros de Obras, Maese Trillo, Marqués de Perejil, Maese Ripoll , brazo incorrupto de Maese Zaplana, un catalán que no ha llegado a ser Maese, (ni llegará) y unos cuantos aplaudidores... Pues bien, con la excusa del agua (todos la beben y embotellada), le dieron a la Lideresa por el centro, por la derecha y alguno la apuntilló por la izquierda.

Sólo quedó el rabo por deshollar y no tuvieron consideración por ser una dama que, por muchos reaños que tenga (y ya lo verás) no deja de ser una dama y que la pongan “in puribus naturabilis” de color azoforada, es un poco duro, siendo como son, del mismo pelaje y compadreo.

Prima abuela: esta España no cambia. Dicen las malas lenguas que un Obispo se ha quedado con los terrenos y los dineros de unos beatos que lo donaron a la Iglesia para construir una Iglesia y que los enterraran allí. Pues bien, los terrenos son casas señoriales y los dineros en calcetines de seda para el Vicario o para otros menesteres más mundanos. Los beatos están enterrados en el comunal, total, ya no se enteran. Otro Vicario se va a la cárcel cinco lustros por robar a un disminuido físico ¡Qúe daño hacen! Dios los provea, pero no nosotros.

Los mentideros de la Corte no sueltan ni una del Alcalde. Silencio. No es normal, ya que es un personaje de lengua suave pero viperina y siempre ha estado en todas las reyertas de los callejones de esta Villa.

Investigaré.

Ve con Dios y no mires a la derecha que está movidita.
Tu sobrino nieto,
Bermudo, el Lugarteniente.

PD: Cortés, Muño y Lina hace falta más leña para este fuego.

Una de agua... angélica

Carta a la prima abuela de un Hijo del Imperio.
Querida mía: me alegraré que al recibo de ésta estéis bien, nosotros bien, a Dios gracias.

No sabes lo bella que es la Corte, aunque la Villa, que es el centro del Imperio, deja mucho que desear. Los aires de la Sierra ya no son tan puros.; los carruajes de muchos caballos llenan las calles; los doblones se van raudos de las manos, que abundan los limpios de sangre pero no de manos, y ocurre porque de todos los Reynos del Imperio vienen a medrar a esta Villa.

Me cuentan las malas lenguas que los naturales de la Villa de Madrid de más de tres generaciones, no existen, desaparecidos, como cualquier tribu india atacada por los colones americanos del Norte. Son emigrantes, muchos emigrantes, y no por los últimos que han llegado de la Américas, (es curioso, antes los traíamos en los galeones como esclavos y ahora se esclavizan ellos mismos), sino todos esos medradores de los Reynos que vienen a hacer su América. Alguno prospera pero los más terminan raídos de capa y de vergüenza. No sé porqué , pero rápidamente pienso en ellos, los politicastros que solo hacen que hablar por boca de ganso y no dejan gobernar con paz y sosiego este Imperio; porque hay hombres de buena masa que no escurren la bola y que están al quite de todas las desgracias que nos acometen en este gran Imperio.

Dicen que ahora hay un problema de agua de boca en Barcelona por la pertinaz sequía y porque los Virreyes que han pasado por el Condado de Barcelona no pusieron los medios (ya sabemos que son tan agarrados que para no tener que pagar más gastos no pasaron de Condado a Reyno). Pues bien, el Valido del Rey ha decretado que aunque sea con cantaros se lleven desde Tarragona el agua de boca necesaria. A mala hora, el Virrey del Reyno de Valencia, (sí el desaparecido), y el del Reyno de Murcia, también quieren el agua de boca desde Tarragona a Murcia (y dos huevos duros), cuando el agua de boca ya se la da Castilla. Te imaginas llevar el agua en cántaros desde Tarragona a Murcia sólo por epatar? , Estos Virreyes están en horas menguas. Acabarán en el Consejo del Reyno y no sacarán ni una gota si no es para boca, porque para otras cosas esta España seca no da, y menos para intereses espúreos.

Y me despido con un hasta pronto porque esta historia continúa. Te aviso de que si en el Reyno hay derechona, en la Villa hay más, lo que ocurre es que aquí están enfrentados.

PD: Querido Muño; me has recordado al sin par Maese Trillo, señor que entre peña y peña, sus albaricoques suenan, poeta público y cantonero. En una de mis cartas, ya te contaré parte de sus andanzas y vigilias. No bajéis la guardia, amigos míos, y dar mandobles a diestro y siniestro. Lina, corazón, lo sé, pero que les pongan un cohete en el culo. Cortés, me olvidaba, yo sólo orino a hoyuelo (son costumbres) y se bien hallado.

16 abr. 2008

En la Villa y Corte


Carta a la prima abuela de un HIJO DEL IMPERIO
Querida mía: Me alegraré que al recibo de ésta estéis bien, nosotros bien, a Dios gracias.

Llegar sano y salvo a la Villa y Corte es difícil; los carruajes vuelcan, en las postas hay que darle el forraje a los caballos porque no hay peones, los sitios para evacuar son sucios y la comida mala y a precio de doblón de oro.

Nada más llegar, ya me dicen las malas lenguas algo que tú me decías hace años, las mujeres son mejores gobernantas. La Lideresa, Comunera mayor de Madrid, tiene atemorizado al Alcayde y ataca casi con florete a Maese Rajoy, prócer de su propio partido. Por eso éste le ha puesto una vocera llamada la “pequeña Soraya” que, por lo visto, es muy bragada y valiente, para pararla, aunque creo que la Lideresa esta mucho mas avezada y más ladina.

Para nivelar la balanza, el valido del rey, Maese Zapatero acaba de nombrar a nueve ministras, una de ellas, de los Ejércitos y, además, preñada. ¡!Qué diría el Capitán Contreras!!
Los que dicen mucho y malo son los plumillas de panza al trote, voceras de algunos que han hurtado la cebada y que se escudan en las vicarias de calcetines de seda. De todos estos, estoy hasta el gallote, sí, prima-abuela, son gente de bajura.

Recordemos un poco a la catalana Agustina de Aragón o a las mujeres que con cuchillos de pelar las patatas sajaron los cuellos el 2 de mayo a los coraceros franceses.

Dejemos que nos gobiernen ellas, porque siempre nos han gobernado.

Ve con Dios y no mires a la derecha porque ya tienes bastante con mirar a la izquierda

Tu sobrino nieto,
Bermudo el Lugarteniente.

PD: Nuño de Guzmán, tú sabes mucho de la Corte, relátalo y gracias miles.

15 abr. 2008

La falaz batalla de los treinta


Carta a la prima-abuela de un hijo del Imperio.
Querida mía: Me alegraré que al recibo de ésta estéis bien, nosotros bien a Dios gracias.Continúo mi viaje por el Reyno de Valencia y me dicen las malas lenguas que ahora está de moda en la Corte ,y no es ni porque venga otra vez el Papa, ni por los muertos del Metro, ni por el agua del Ebro para los campos de Golf, ni por las inmobiliarias que cascan, ni por el ladrillo-balompié, ni por el fallero millonario, ni por la Gótica de Rita, ni por la carrera de coches, ni de barcos, ni por los atascos en las entradas diarias a la Ciudad, ni por la huelga de autobuses y metro, ni por los colegios en barracones, ni por las listas de espera.
Está de moda porque maese Camps, virrey de este Reyno está por maese Rajoy, de momento.¡Dios los provea! La Corte desconoce cómo se le llama al Maese Camps, “El Desaparecido” No va a las Cortes del Reyno de Valencia, no habla con los cronistas, y nadie, nadie, sabe lo que hace en meses. Bueno, cuando hay un Evento sale a lucir su buen color de piel (herencia de su antecesor Maese Zaplana, muy conocido en la Corte) , y su sonrisa un poco beata-feria.
Sé que me vas a preguntar por los partidarios de Maese Zapatero, pues bien, NO HAY. Si en este Reyno se armase una guerra entre partidarios de uno y otro (Dios no lo quiera), a los treinta caballeros de Zapatero no se les encuentra ni con candil. Todos sentaditos en sus pequeñas canonjías, siendo buenos discípulos de la araña en cazar al mosquito, pero no la abeja.
La batalla de los TREINTA, es que fue una guerra entre ingleses y franceses que, para no pelear todos, sólo lucharon treinta por cada bando.
Ve con Dios y no mires a la derecha, porque no puedes, y en el pueblo no hay el retrovisor de la Calzas Verdes.

Tu sobrino nieto,
Bermudo el Lugarteniente.

NOTA: Muño, voy para la Corte, me alegro de tu mejora de bajos.

8 abr. 2008

Las cuentas del Reino

Carta a la prima abuela de un hijo del Imperio

Querida mía: Me alegraría que al recibo de ésta estéis bien, nosotros bien, a Dios gracias.

De viaje por el Reino de Valencia me han contado las malas lenguas, el Virrey de Valencia, maese Camps, ayudado por su Comendador de Castellón, maese Fabra, se están gastando los doblones que manda el Reino de España para los héroes de todas las guerras de la vida de nuestro Imperio, en carreras, boatos, barcos, fiestas y juegos florales.

Han creado una financiación creativa, por la cual, doblón que manda el Reino de España, se convierte en maravedí para el pueblo; el resto desaparece y vuelve a florecer transformándose en cañas y toros.

Los Justicias nombrados para atajar los “casos” que rodean al comendador de Castellón maese Fabra, inmediatamente son trasladados a la Corte o a las Américas y dicen las malas lenguas que van mas de siete.

Para que te pongas al día, te recordaré que maese Fabra fue el valido del nuevo Virrey Camps y que ambos destronaron al anterior Virrey, maese Zaplana. Con argucias, lo mandaron a la Corte y ya sabes lo que pasa en la Corte con los que van de otros Reinos: se queman.

La Corte es mucha Corte y los naturales de este Reino tienen poca presencia, allí son mas fuertes los del Condado de Barcelona o los Marqueses andaluces.

Y aquí tienes a los valencianos, sin médicos, sin carreteras, sin medicamentos, sin trasporte, sin jubilaciones. Pero con FIESTAS Y OROPELES, que han llevado al Reino de Valencia a la bancarrota.

Ve con Dios y no mires a la derecha.
Tu sobrino- nieto,
Bernardo, el Lugarteniente.

Transfusión de tinta imperial

Desde hoy contamos con un florete más, el de Bermudo. Se estrena con un género nuevo en este espacio pero viejo conocido en nuestra amada patria, el epistolar. No había hidalgo que mentara y se burlara de las desdichas y deformidades ajenas sin servirse de una buena epístola. Inicia pues su serie CARTA A LA PRIMA ABUELA DE UN HIJO DEL IMPERIO. Amanecerá Dios, y medraremos con su ayuda.